Noticias

Parlamentos más transparentes y cercanos. Las TIC en la vida parlamentaria.

Fecha:

Por: José Ignacio Navarro Méndez, letrado del Parlamento de Canarias

Desgraciadamente, corren malos tiempos para la política; la ciudadanía tiene en su punto de mira a los políticos quienes, según se señala en el Barómetro del CIS del pasado mes abril 2013, son claramente suspendidos y, además, se sitúa a los partidos políticos como el tercer problema tras el paro y la economía. Por tanto, si decimos que nos encontramos en un momento crítico caracterizado por un fuerte desapego y la crítica persistente hacia la política en general, y al Parlamento en particular, ante esta situación no cabe sino reaccionar para revertir la tendencia.

 

Obviamente, varios son los frentes que pueden abrirse para encontrar remedios. Y uno de ellos, que es que aquí analizamos, se refiere a las posibilidades que ofrecen hoy en día las tecnologías de la información y el conocimiento (TIC), puesto que gracias a ellas las Cámaras legislativas pueden lograr ser más transparentes y más cercanas a los ciudadanos, y explicar mejor qué hacen y por qué. Todo ello en el convencimiento de que, pese a todas las críticas posibles a su funcionamiento, los Parlamentos siguen siendo imprescindibles  dentro del sistema democrático

 

En definitiva, los Parlamentos contemporáneos deben ser conscientes de que se habría instalado entre nosotros una cultura participativa (entendida como la participación continua de los ciudadanos en el proceso de toma de decisiones), que se abre paso en torno a dos frentes: uno institucionalizado o formalizado (con mecanismos expresamente previstos en los Reglamentos Parlamentarios, tales como las preguntas de iniciativa ciudadana, el derecho de petición, la audiencia de colectivos sociales representativos en el proceso legislativo, la presencia de miembros de las comisiones promotoras de iniciativas legislativas populares a lo largo de su tramitación, etc.); y otro no formalizado, con apoyo en las TIC: referéndum cibernético, los blogs, chat, listas de correo con información parlamentaria, presencia en foros, comunicación parlamentaria adaptada a los nuevos tiempos, etc.

Evidentemente, de la encrucijada en la que nos encontramos no nos van sacar sólo las TIC, pero sí pensamos que la utilización de las mismas por los Parlamentos y sus miembros es hoy imprescindible, y que hay determinados ámbitos de actuación en los que las mejoras pueden ser relevantes.

Partiendo de este contexto, se analizarán tres instrumentos o herramientas que pueden valer para conseguir los objetivos señalados:

A) El Parlamento 2.0.

B) La transparencia parlamentaria.

C) La nueva comunicación parlamentaria en internet.